La exhumación es el acto de desenterrar o extraer un cadáver del cementerio, fosa o cripta, donde fue enterrado.

La exhumación se realiza en los siguientes casos:


  • Extracción del cuerpo de un nicho o sepultura para realizar una reducción de ese espacio, esto con el fin de liberar espacio para la inhumación de otros cuerpos en el mismo lugar. Esto se hace en los panteones debido a que en el propio nicho existe espacio suficiente como para albergar más restos funerarios.
  • En panteones que pertenecen a poblaciones muy grandes, es común la extinción de la concesión de la unidad de enterramiento, por lo cual después de 7 o 10 años, el cuerpo debe ser exhumado. En caso de que los familiares no hagan la exhumación, las autoridades procederán a la extracción de dichos restos para arrojarlos a una fosa común.
  • Traslado del cuerpo para su re-inhumación en otro lugar del mismo cementerio, en otro panteón distinto o para su cremación, Esto se suele realizar en los casos en los que se pretende juntar a padres con hijos, a parejas que han fallecido en distintos momentos, etc.
  • La exhumación también se da en fallecimientos ocurridos en circunstancias sospechosas y donde el juez ordena desenterrar el cuerpo para realizar una nueva autopsia y conseguir pruebas.
  • Para realización de estudios con fines científicos y con consentimiento de los familiares implicados.
  • Cuando un familiar reclama un cadáver enterrado dentro de una fosa común.

Artículo creado con información de efuneraria.com.